¿Qué es el punto P del Hombre?

Normalmente se habla del punto G de los hombres. Pero, ¿y el punto P? ¿Qué es? No, no nos hemos confundido. También existe. Así que continúa leyendo porque puede que descubras una nueva forma de darte placer…

Hombres y punto P

El punto P como tal en los hombres es una zona importante de la anatomía masculina. Se encuentra en la pared anterior del recto, cerca de la próstata. Para que lo identifiques mejor, está a unos 4 cm del ano.

Puedes comprobarlo ahora mismo. Basta con introducir el dedo y hacer una presión sobre ese punto para notar la próstata (algo así como una nuez). Ese es el punto P.

Para algunos hombres, no para todos, la estimulación del punto P resulta muy placentera. Hay quienes no lo saben y también quienes no se atreven a probarlo. Por eso es importante dejarse llevar y conocerse bien, porque es una estimulación erótica que muchos hombres pueden sentir.

¿Cómo empezar a probarlo?

La estimulación del punto P es algo totalmente inocente. Puede hacerse de un momento a otro, dado que no es nada malo ni muchísimo menos. Pero es importante estar tranquilo y hacerlo de forma libre, sin ningún tipo de presión, dado que de esa forma podría dolerte o podrías estar incómodo.

Ten en cuenta que, si alguien te presiona podría no resultar nada agradable. Podría molestarte y no querer volver a probarlo. No te hagas eso. Experimenta poco a poco, siempre de menos a más. Date tu tiempo y ten paciencia.

Para facilitar la penetración del dedo, es importante aplicar lubricante en la zona anal. Mejor uno específico para la zona anal. Prueba siempre con un poco y el que te sea más cómodo, y ve introduciendo el dedo poco a poco hasta llegar al punto P.

Admite que no tiene porqué salir bien a la primera. Puede que te guste nada más probarlo o puede que las primeras veces no sea agradable porque te sientas raro. Date tu tiempo. No hagas caso de los tabúes.

¿Se puede hacer en pareja?

Por supuesto. Probar cosas nuevas siempre es recomendable y bueno para las parejas, para salir de la monotonía y que la chispa siga como el primer día o que incluso siga aumentando. Pero siempre es importante hablarlo, para ver si la otra persona se siente cómoda. Tanto la persona que lo hace como la que lo recibe.

En el caso de hacerlo junto con otra persona, el tener confianza en ella es fundamental, así como la buena comunicación para decirle en todo momento cómo te sientes; si te gusta o si prefieres parar.

Ten en cuenta que, cuanto más relajado estés, más lo disfrutarás, porque es cómo puedes tener más placer.

¿Hace falta un vibrador o lubricante?

Como ya te avanzamos, necesitas un lubricante. Evidentemente, depende de la persona porque no todos lubrican de la misma forma. Si te da placer puede que no necesites nada. Pero es mejor utilizarlo, para que no te hagas daño.

En cuanto a un vibrador, aunque puedes probar con el dedo para empezar, también puedes incorporarlo. Puede que te dé más placer, incluso puedes ir poco a poco.

Ahora que conoces todo sobre el punto P de los hombres, ya ves que no es un mito ni mucho menos. Así que no dudes en experimentar con tu cuerpo, porque vida solo hay una y podrías estar perdiéndote una fuente importante de placer.

Olvídate de los tabúes y céntrate en disfrutar, tanto si es solo o en pareja. Y si quieres probarlo y experimentar, recuerda que las escorts Madrid de nuestra agencia pueden echarte una mano… o dos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
Call Now ButtonReservar
error: Contenido protegido!!!