Historia del cine porno

¿Sabías que el cine porno tiene más de cien años de historia? Puede parecer increíble, pero es cierto. De hecho, hay quienes creen que no había porno antes de la llegada de Internet, pero ya se podía consumir de otra manera. Hacemos un recorrido por su historia, conócelo:

Cine porno: recorrido por su historia

Si eres un fan del contenido pornográfico o simplemente tienes curiosidad por cómo surgió, esto te interesa. Porque tiene más de 100 años de antigüedad.

El cine porno se remonta al siglo XIX. No es un invento del siglo XX. Por lo que el hombre ya lo ha disfrutado a lo largo de todos estos años, produciendo imágenes eróticas para satisfacer sus necesidades. 

También por los siglos XIX y XX se vendieron las primeras revistas eróticas por suscripción en Francia. Siempre lejos de las autoridades. 

¿Cuál fue la primera película porno?

Si hablamos de la primera película porno, como no, nos remontamos a Francia. Concretamente a Le Coucher de la Mariée, una película erótica que fue dirigida por Albert Kirchner en el año 1896

Es una película que arranca con la escena de una pareja de recién casados que se divierten al lado del lecho nupcial. Coquetean, se desvisten y empiezan a tener relaciones, a la vez que avisan al espectador de que no mire. Un trabajo magnífico en el que además se oculta la desnudez de la actriz.

Claro que, el porno francés en general no era tan diferente al que nos encontramos en la actualidad. En él se mostraron desnudos de las actrices y fue algo revolucionario, que nos llegó de la mano de grandes como el francés Eugène Pirou o el austriaco Johann Schwarzer. Muchos hombres pueden darle las gracias…

¿Qué escenas vimos en las primeras películas pornográficas?

El porno a lo largo de todos estos años ha cambiado en algunos aspectos, pero en otros no. Digamos que, la finalidad es la misma.

Pero en esas escenas vimos penetraciones a hombres, sexo oral, sexo anal… Detalles que nos muestran porno “moderno”, pero que ya existían desde hace muchas décadas atrás. 

En gran medida, con una importante ayuda desde Francia, porque estaban muy adelantados a la época. De hecho, en sus primeras películas vimos la fantasía masculina hecha realidad, con gran cantidad de contenido sexual sin tener que complicarse con relaciones reales. 

El boom del cine porno, tras la II Guerra Mundial

El cine porno arrasó tras la Segunda Guerra Mundial. ¿El motivo? La llegada de las cámaras de 8 mm. Las primeras películas se filmaron de forma aficionada (como pasa hoy en día en muchos aspectos) y se emitían en los burdeles.

Se les conocía bajo el nombre de stag films o películas de machos. También podríamos decir que hubo varias etapas, porque las primeras eran un tanto primitivas, amateur, anónimas, de calidad pobre e incluso obscenas.

También es una realidad que cada país tenía sus variantes. En Francia las mujeres estaban más adelantadas a sus tiempos y se atrevían a probar prácticas nuevas, mientras que en EEUU, no era así de rápido.

Pero es importante mencionar que el cine porno mejoró gracias a estas cámaras, que podían grabar mejor y captar todo con una mayor calidad de detalles. De hecho, gracias a dichas cámaras de 8 mm, apenas sufrió cambios durante las próximas décadas. No vimos más calidad hasta el 1950 con la llegada del porno moderno.

El sartario, un clásico de la pornografía

Esta peli porno se produjo entre los años 1907 y 1912. Es una obra argentina considerada como las grandes obras clásicas dentro de los primeros filmes porno de la época. En ella se muestra como el diablo seduce a 3 jóvenes que se estaban dando un baño en el río, a partir de ahí empiezan a hacer un 69. Ahí ya se mostraron platos de genitales…

En el pasado se consumía porno en actos sociales

Otro dato que no podemos pasar por alto acerca de la historia del porno, es que se consumía en actos sociales, con preferencia masculina.

Sorprende ver como en los años 50 era frecuente ver pelis porno en despedidas de soltero, fraternidades de la universidad, fiestas de soldados… Es más, en muchos casos los hombres las compartían con sus amigos y les mostraban películas porno más avanzadas de otros países, para verlo todo.

A finales de los años 50, las beaver movies

A finales de los años 50, aparecieron las beaver movies. Era un contenido menos explícito que el porno que había por aquel entonces. De hecho, el sexo oral llegó a aparecer en América.

Años 60, se legaliza la pornografía

Aunque había mucho misterio en torno a esto y prácticamente cualquiera podía acceder al contenido porno, fue en los años 60 cuando muchos países occidentales legalizaron la pornografía.

El director italo francés Lasse Braun cambió la historia. Era un promotor de la lucha contra el porno y en junio del 1969 consiguió que Dinamarca fuera el primer país en legalizar la pornografía

A partir de ese momento, ya siendo una actividad legal, Braun realizó películas de gran calidad para la época, ya no solo en 8 mm, también en 16 mm. Incluso llegó el color a las pelis porno por primera vez.

En las 8 producciones que el autor realizó entre el 68 y el 77, se apostó por el cine de género como sustento para mostrar porno. Mientras que a principios de los 70 recibe en su casa la visita de Reuben Sturman, que era uno de los referentes del porno en EEUU, que por aquel entonces allí seguía siendo ilegal.

Fue a partir de un invento de Braun, el peepshow que arrasó en Ohio, cuando EEUU empezó a producir las primeras porno como las que conocemos hoy. Algunas de ellas fueron: Garganta profunda (1972), Detrás de la puerta verde (1972) y El diablo en Miss Jones (1973), entre otras

Gerard Damiano y Jim y Artie Mitchell sacaron adelante estas pelis porno que pasaron a la historia. Pero, como sabes, no se acabó ahí.

Años 80, cintas de vídeo porno

En los 80, las películas porno viajaban con toda normalidad de un sitio para el otro en forma de cinta de vídeo. De hecho, en los videoclubs había una zona reservada con contenido para adultos y muchos ya pirateaban estas películas.

Siglo XXI y auge de internet, vuelta de lo amateur

Con la llegada de Internet, el porno era el plato habitual en cada casa. Tras consolidarse en los años 80, surgieron muchos sitios web con contenido porno e incluso con opciones en vivo, para disfrutar; gratuitas y de pago.

Pero sí experimentaron cambios en cuanto a las intérpretes, a las actrices porno. Al comienzo muchas de las artistas eróticas eran del mundo del espectáculo, con pechos pequeños o caderas anchas. Mientras que, en este tipo de filmes de los años dos mil y hasta la actualidad, nos encontramos con todo tipo de opciones.

Hoy en día tenemos contenidos pornográficos para satisfacer las necesidades de todos y de todos, cumpliendo con los distintos cánones de belleza.  De hecho, se espera que siga cambiando y evolucionando. Sin ir más lejos, ya existe el porno en realidad virtual, una experiencia más realista. 

¿Qué opinas sobre la historia del porno y su evolución? ¿Te ha sorprendido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
Reservar
error: Contenido protegido!!!