Deseo sexual en hombres: mitos y realidades

Son muchos los hombres y las mujeres que se muestran preocupados por el deseo sexual en sí mismos o en sus parejas. Pero, aunque parece menos habitual en los varones, lo cierto es que hay muchos mitos y realidades en cuanto al deseo sexual en hombres.

¿Cómo es el deseo sexual en los hombres?

Aparentemente, los hombres tienen mayor deseo sexual que las mujeres, pero esto no es del todo así. Digamos que, cada persona tiene sus propios niveles de deseo, y estos varían a lo largo del tiempo en base a muchos factores.

Deseo sexual en hombres

Cuando se empieza una relación, los niveles de deseo tienden a ser más altos. Claro que, también disminuyen en etapas de estrés o si hay algún que otro problema de pareja (son los casos más habituales).

En cuanto a los hombres, hay motivos que tienen que ver con la socialización masculina y que afectan a su bajo deseo. Uno de los motivos suele tener que ver con las expectativas y con cómo debe ser un encuentro erótico.

A menudo, se cree que es el hombre el que suele tener ganas siempre. Pero eso no tiene porqué ser así. También puede coincidir con que ambas partes de la pareja no quieran tener relaciones al mismo tiempo, porque a uno no le apetece, y entra dentro de la normalidad.

Por ello, muchos hombres se sienten frustrados al ver que no tienen deseo en momentos en los que se supone que deberían de tenerlo. Algunas veces por cansancio, por estrés, por problemas o porque simplemente apetece más hacer otra cosa. Es algo habitual también en los hombres.

Este inconveniente también se puede manifestar a la hora de quedar con ciertas personas, porque si asumimos que vamos a tener relaciones, puede que esa presión haga que se nos quiten las ganas.

También hay hombres que no se sienten cómodos en algunas situaciones, que son más tímidos o reservados y que prefieren conocer a una persona poco a poco antes de tener relaciones. 

Y por supuesto, también influye la autoestima a nivel personal. Los cánones de belleza también están presentes en el caso de los hombres. Algunos pueden tener ciertos complejos que les hagan ponerse nerviosos a la hora de tener relaciones sexuales y, por ello, terminan alargando el encuentro sexual.

Las inseguridades provocan que a veces el deseo sexual no se perciba de la manera adecuada. El hecho de que un hombre no tenga ganas de tener relaciones sexuales suele causar preocupación a la pareja, pero como ves, por todo lo que has aprendido a lo largo de este texto, no tiene porqué ser así.

Los expertos también afirman que la pornografía tiene mucho que ver, puesto que muestran un modelo a seguir que no siempre es del todo cierto. Algunos hombres podrían pensar que no son lo suficientemente buenos en la cama o que algunos de sus atributos no son lo que la otra persona se espera.

Por todos estos motivos, los hombres pueden evitar tener relaciones sexuales. O alargarlas cuando se supone que debe ser la primera vez. Digamos que, esas expectativas altas están a la orden del día y es algo habitual, un problema que afecta al deseo sexual muchos hombres.

Al final, cada persona es un mundo, por lo que no tener relaciones no quiere decir que una persona no te guste, puede deberse a otros factores. Lo que es fundamental, es mejorar la autoestima, para sentirse mejor con uno mismo y que los problemas de falta de excitación sexual no tengan que ver con esto.
Una manera de mejorar en cuanto a inseguridades y autoestima, pasa por tener relaciones sexuales con escorts en Madrid. Es una forma de aprender nuevas prácticas sexuales, posturas o técnicas, de ensayar con una escort para tener más seguridad en el día a día con tus nuevas relaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
Reservar
error: Contenido protegido!!!